Empieza entre protestas la confirmación del candidato de Trump al Supremo de EE.UU.

170
Empieza entre protestas la confirmación del candidato de Trump al Supremo de EE.UU.
Brett Kavanaugh, el candidato escogido por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para convertirse en magistrado del Tribunal Supremo, ha iniciado este martes el proceso de confirmación de su puesto en el Senado entre gritos y protestas de manifestantes, preocupados por la inclinación ideológica a la derecha que su nominación supondría para la institución.
El senador demócrata, Richard Blumenthal, de Connecticut calificó el proceso de considerar la nominación de Kavanaugh como una “farsa y una burla de nuestras normas”, mientras que los manifestantes en la audiencia increparon al candidato. Finalmente la policía del Capitolio ha acabado retirando de la sala a más de una docena de manifestantes.
Kavanaugh es la propuesta del presidente para suceder al jubilado juez Anthony Kennedy, un juez derechista moderado del alto tribunal. La elección de Kavanaugh supondría un giro al conservadurismo en el tribunal más importante del país, compuesto por nueve jueces que ocupan puestos vitalicios y que son nombrados por el presidente y confirmados por el Senado, donde los republicanos tienen una raquítica mayoría.
La nominación de Kavanaugh ha generado rechazo entre la oposición demócrata y una gran preocupación entre los colectivos progresistas por las implicaciones que pudiera tener en ámbitos de derechos sociales, puesto que como juez del Tribunal de Apleaciones en Washington desde el 2006, ha respaldado la libertad de las armas y cuestionado los derechos al aborto. Y es que Kavanaugh podría acabar dándole al tribunal un quinto voto para revocar, o al menos recortar, el derecho constitucional al acceso al aborto.
En su discurso, Kavanaugh se presenta como un juez “neutral e imparcial”, según extractos de su discurso inicial difundido por la Casa Blanca. “Un buen juez debe ser un árbitro neutral e imparcial que no favorezca a los litigantes ni a la política. No decido los casos basándome en preferencias personales o políticas. No soy un juez a favor del demandante o del acusado. No soy un juez a favor de investigadores o a favor de la defensa del acusado. Soy un juez a favor de la ley”, asegura en su discurso inicial.
Los republicanos mantienen una estrecha mayoría en la Cámara Alta, con 51 votos contra 49, de modo que pueden aprobar la nominación de Kavanaugh si se mantienen unidos. Hasta el momento no había señales de deserciones y el Senado probablemente votará a fin de mes.
Fuente: La Vanguardia
Foto: The New York Times

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here